domingo, 10 de abril de 2016

A vueltas con "La Educación Prohibida"


Mi padre, que es de mi gremio, me ha enviado esta mañana el enlace a este documental, del que había oído hablar pero aún no había visto, sobre las escuelas libres en un mail que decía: "Vídeo que hay que ver". En mi opinión, hay que conocer todos los puntos de vista y ponerse al día con todas las opciones para poder opinar y posicionarse, así que lo comparto para que lo veáis y opinéis.
El documental tiene puntos muy debatibles, soy particularmente crítica con algunas cosas. La primera y muy importante para mí es presentarse como la panacea y la revelación y la verdad absoluta frente al "sistema". Sólo es una visión más como se apunta al final. Se habla de la modestia de los profesionales, pero paradójicamente los que intervienen en el documental se presentan como expertos, pensadores y sabios holísticos. He visto poca autocrítica. Y se peca de cierto paternalismo intelectual. Yo no me atrevería a decir que lo que yo hago es lo que se tiene que hacer. Afortunadamente al final justo del documental intenta enmendarse esto diciendo que en todos los ámbitos hay gente que lo hace bien y se señala que al final lo importante es dar a la educación el lugar que merece. Estamos muy de acuerdo.
La segunda cosa es que la generalización es mala y no todos los educadores, afortunadamente, que son parte de escuelas no denominadas libres y han recibido una educación "tradicional" son "robots que adoctrinan" (sólo se apunta algo al respecto al final). Esto me suena mucho a lo de las castas... Creo sinceramente que en primaria hay muchos profesionales que hacen muy bien su trabajo, colocando al niño en el centro del proceso y acompañando a sus alumnos en el proceso de aprendizaje, cuidando y fomentando su creatividad, cuidando de desarrollar su inteligencia emocional. 
Tercero, he oído poco de la secundaria. Hay un agujero alrededor de la secundaria y la adolescencia, que es un momento crítico del desarrollo humano por la confusión y frustración que rodea al adolescente, y donde hay una falta de formación pedagógica y se ignora el desarrollo de esa inteligencia emocional. ¿Dónde está esa educación integral? 
Estoy muy de acuerdo con todo lo que se señala, en la teoría, de la forma de aprender, a la creatividad, a la enseñanza lúdica. Se señalan muchos de los problemas de la educación actual, y se apuntan claramente las causas, pero en mi humilde opinión, no se terminan de canalizar todas estas teorías holísticas, de esa educación integral, en algo concreto. En la práctica se queda en un totum revolutum de teorías filosóficas y pedagógicas con mucha terminología propia. Creo que es importante que todos los que nos dedicamos a la educación debemos hablar y debatir de la naturaleza del aprendizaje y teorizar y compartir, pero también de concretar y aplicar esas ideas.

lunes, 21 de marzo de 2016

Un poema y dos recomendaciones para el Día Internacional de la Poesía 2016

Otro año más la chica del menhir celebra el Día Internacional de la Poesía. Este año además de compartir un poemita de mis favoritos, os dejo dos recomendaciones muy especiales: una de mis webs favoritas, Poetry Foundation, en la que puedes pasar horas de autor en autor y el programa de radio Poétika, en Radio Salobreña, que cada viernes conduce el gran Aitor Lázpita en el que podréis disfrutar de una cuidada selección de poemas muy especiales y diferentes, arropados por canciones no menos especiales.

Pastel on illustration board by Winold Reiss

El poema que comparto hoy es de Langston Hughes. Ya he confesado anteriormente mi debilidad por autores norteamericanos, sin dejar de lado a muchos otros británicos bien conocidos, desde el maestro de Stratford a mi amado y especialísmo Dylan Thomas. Como decía, comparto este poema de Hughes porque me parece muy apropiado dado el momento de intolerancia y poca empatía frente al sufrimiento ajeno en el que vivimos. Es un poema sencillo y reivindicativo con las palabras justas. Felíz día de la poesía.

I, Too

BY LANGSTON HUGHES
I, too, sing America.

I am the darker brother.
They send me to eat in the kitchen
When company comes,
But I laugh,
And eat well,
And grow strong.

Tomorrow,
I’ll be at the table
When company comes.
Nobody’ll dare
Say to me,
“Eat in the kitchen,”
Then.

Besides,
They’ll see how beautiful I am
And be ashamed—

I, too, am America.

domingo, 24 de enero de 2016

La metodología del presente y el futuro: el aprendizaje basado en proyectos


Las metodologías de la enseñanza que se aplican en las aulas se han quedado obsoletas. Son metodologías poco eficaces que han dejado de funcionar hace ya un par de décadas. En algunas áreas nunca lo fueron puesto que la teoría nunca se adapta a la realidad de la clase y las metodologías inevitablemente se convierten en algo ecléctico donde se pica de lo que más o menos funciona, pero de lo que funciona ¿para quién?

Yo hablo en primera persona sobre mi experiencia en el proceso de enseñanza/aprendizaje de lenguas extranjeras. El famoso "communicative approach" que lleva décadas de vigencia nunca ha sido implementado como tal en una clase real. No al menos en una clase heterogénea de casi 30 alumnos de secundaria con diferentes habilidades. Me consta que aún se usan métodos trasnochados como el de listas bilingües de vocabulario, sin contexto alguno, que los alumnos memorizan con la esperanza de que luego por arte de magia sepan incorporarlo a un discurso ya sea oral o escrito. Y mejor no hablamos de grammar-translation method o traducción por palabras que es lo que hacen y que además nadie les ha enseñado a hacer y que resuelve el traductor de Google. El resultado ya sabemos cuál es. Los bajísimos porcentajes de aprobados en lenguas extranjeras. No hay que hacer muchos cálculos. Sólo hay que asistir a un claustro después de una evaluación. 

¿Por qué suspenden tanto? Principalmente porque no le encuentran utilidad y tienen motivación cero. La práctica (hands-on experience) podría ser la respuesta para mejorar esto. La aplicación real de todo lo que implica ese método comunicativo tan defendido. Creo firmemente que el aprendizaje basado en proyectos bien planteado es la respuesta y es el futuro. No es algo nuevo ya que en los 60 ya se implementaba extensivamente en países como Estados Unidos como método educativo (aunque el método existía desde mucho antes) Es hora de que le demos una oportunidad real y aprendamos un poco más de lo que va.

El principal inconveniente para algunos es que exige que el docente sea creador y un guía que estimule a los estudiantes a aprender. La realidad concreta se acerca al estudiante por medio de la realización de un proyecto completo en el cual se deben aplicar habilidades y conocimientos. Y sí, el proyecto incluye el manejo de las TIC. Desgraciadamente hay muchos docentes que aún siguen sin utilizarlas con soltura. Hablar de ellas ya cómo de algo separado y novedoso es ignorar que uno vive en el siglo XXI, siglo en el que han nacido todos sus alumnos para los que no es novedoso. Hemos tenido más de 20 años para aprender a utilizarlas y sacarles provecho en clase. Creo que ya no es necesario mencionar que deben estar integradas en esos proyectos como algo natural y no como algo revolucionario. Deben dejar de ser el centro de atención y pasar a ser lo que son, un vehículo más. Como decía antes del inciso tecnológico, implica mucho más trabajo por parte del docente pues debe diseñar los proyectos cuidadosamente para trabajar las habilidades correspondientes. Implica formarse en esta metodología también y en compartir experiencias con otros docentes.

Mi primera experiencia o aproximación a esta metodología fue con un grupo de segundo curso de PCPI hace unos años (FPB ahora con la LOMCE) Como sabemos sus asignaturas están agrupadas por ámbitos como en Educación de Adultos. Yo impartía el Ámbito de Comunicación, es decir, Lengua y Literatura e Inglés. Ambas por proyectos, porque el temario teórico tal cual, no sabían por dónde cogerlo. En clases tan heterogéneas, con edades muy diferentes y problemas de motivación y comportamiento (en algunos casos muy graves) no había otra forma de manejarlos que poníendolos manos a la obra. Literalmente. En mi caso trabajé la Literatura con pequeños proyectos en blog de aula que ponían justo en el centro, como protagonistas a los alumnos. Empleé horas y muchos dolores de cabeza en idear actividades significativas que incluían mucha dramatización, aprovechando que era un grupo emocionalmente muy sensible. Mucho ensayo y error al principio. Y funcionó. Y si funcionó con ese grupo difícil... Volví a trabajar por proyectos en otro centro de Toledo con clases totalmente diferentes (grupos de 2º, 3º ESO bilingüe y 1º y 2º Bachillerato con porcentaje altísimo de aprobados) y también funcionaba. Los alumnos estaban muchos más motivados, sobre todo se notaba en los los cursos de la ESO, que son más difíciles de motivar. Para idiomas es una bendición puesto que los proyectos obligan al alumno a poner en práctica las habilidades comunicativas, expresión oral, en situaciones reales que le son de utilidad. 

A parte de aumentar la motivación y por consiguiente, la autoestima del alumnado, otros beneficios de este método son: conectar el aprendizaje en la escuela con la realidad que les rodea; ofrecer oportunidades de colaboración para construir conocimiento; aumentar las habilidades sociales y de comunicación y fomentar la transversalidad permitiendo a los estudiantes tanto hacer como ver las conexiones existentes entre diferentes disciplinas. Nosotros ganamos motivación y mucha satisfacción.
Yo cada día lo tengo más claro. ¿Y vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia con este método? Sois bienvenidos para compartirlas aquí.

Feliz domingo.