sábado, 14 de agosto de 2010

OKAY

 

A veces sólo basta con un "todo irá bien" de la persona más inesperada en el momento adecuado.

Y de regalo una canción.