martes, 27 de septiembre de 2011

Blogger's Dilemma


Publicar o no publicar, tener un blog o no tenerlo. Muchos docentes se muestran aún reticentes a sacar provecho de esta herramienta en sus clases. Tienen sus razones, pero en nuestra opinión se resumen a una: su desconocimiento como recurso educativo. Tener un blog de aula, un blog gestionado por los alumnos y que sirva como herramienta de trabajo y comunicación de todas las personas implicadas en el proceso enseñanza-aprendizaje (padres y madres también) hace tiempo que dejó de ser una novedad de los frikis de nuevas tecnologías. Es una realidad. Es la realidad de muchos de nuestros alumnos y del tiempo en el que les ha tocado vivir. No estar al tanto de eso es una irresponsabilidad por nuestra parte. No utilizarlo de manera integrada en nuestro día a día como docentes no es prepararlos para los tiempos que corren, para el futuro. 

Como ya sabemos, en muchos casos, más de los que creemos, los chicos son autodidactas en materia de nuevas tecnologías y no debemos permitir que eso siga así si podemos guiarles de alguna manera para que saquen provecho de estas herramientas de todas las maneras posibles y no de las estrictamente sociales. Y esto no es tarea sólo de los profesores de informática, no. No estamos diciendo que se utilicen estas herramientas (blogs de aula, edmodo, etc) como sustituto de lo anterior, sino como un elemento integrado. Ya no es algo que eliges hacer o no, es algo que en nuestra opinión debes conocer y al menos probar. Tampoco estamos diciendo que sea la panacea y que vaya a solucionar los problemas que encontramos en clase utilizándolos, pero en el peor de los casos consigues al menos la atención de los alumnos y en el mejor, la implicación. Claves para que funcione hay muchas, creemos que empezar por implicar a los alumnos es la primera. 
Como nos gusta la práctica y no somos amigos de teorizar os contaremos que el año pasado tuvimos una experiencia altamente satisfactoria con un blog de aula para el Área de Comunicación de Lengua y Literatura de PCPI. Algunos de los chicos no sabían lo que era un blog pero todos tenían su tuenti y su facebook y se manejaban con soltura por internet. Conseguimos que se implicaran y trajeran trabajos para publicar. Eligieron un nombre para el blog, lo tunearon, y se sentían orgullosos de que sus trabajos, fruto del esfuerzo, estuvieran ahí, en el ciberespacio. Se estableció una comunicación especial entre ellos y la profe (la que escribe) y les hizo sentir que estaban en el mismo barco. Esto último no es una tontería ya que en PCPI hay chicos de entre 15 y 21 años con muy pocas cosas en común y de diferentes culturas con sus problemas y una apatía particular que a veces hace que trabajar con ellos sea difícil de entrada. Sólo faltó que se atrevieran a comentar, pero con haber preparado los posts para publicar me doy por satisfecha. Este año se atreverán, estoy segura. Si quieres que escriban lo consigues con especificarlo como tarea para conseguir nota. No falla.

En fin, a los que lo utilicen y quieran compartir sus experiencias, buenas o malas, sus fobias y sus miedos, aquí tenéis los comentarios a vuestra disposición. Gracias :-)

2 comentarios:

Iñaki dijo...

No sólo sirve de apoyo a lo que están aprendiendo en clase, sino que los padres tenemos esa ventanita que siempre nos hubiera gustado tener para asomarnos en el día a día de nuestros peques en el cole, con vídeos, fotos, etc., etc.

Desde mi experiencia como padre, 100% recomendable.

Vic dijo...

Muchas gracias por aportar tu punto de vista, Iñaki. Es importante que los papás y mamás se sientan incluidos en el proceso y desde luego esta es una buena forma de romper esa barrera.