domingo, 17 de enero de 2010

De deseos y frustraciones

Miguelito, mi filósofo favorito, siempre lo dice todo alto y claro. Yo le tengo un poco de envidia.