miércoles, 9 de septiembre de 2009

Because of my poor education


Hoy hemos leído la fantástica columna de Elvira Lindo en El País y no podíamos estar más de acuerdo con lo que dice. De nada sirven las propuestas que se hacen para mejorar este nuestro sistema educativo chapucero, si los padres abandonan la educación de sus hijos en casa. Nosotros no lo podríamos decir mejor.

No se desaliente: no tenemos la educación pública que quisiéramos (a pesar de la aireada campaña "ni un niño sin ordenador") pero usted puede enseñar a su hijo a no despreciar el conocimiento. No se desanime: es probable que la buena educación le haga sentir a su hijo como un raro en determinados ... que nos arroja a pensar que, como todo es un desastre, nosotros, individualmente, no podemos hacer nada. Su desánimo tiene un componente de imperdonable pereza: si ha tenido hijos, sea padre, sea madre. ¡Ejerza! La mejor herencia que podemos dejar en este mundo grosero es la buena educación ...