lunes, 2 de febrero de 2009

Inglés práctico



Hoy en la chica del menhir queremos hacernos eco de la nueva propuesta de la Generalitat Valenciana después del batacazo de Educación para la Ciudadanía en inglés.


Según recoge el diario El País en su edición valenciana, el departamento que dirige Alejandro Font de Mora sigue adelante con su apuesta por el inglés en las escuelas, después de que la "ocurrencia" de obligar a traducir a esta lengua las clases de Educación para la Ciudadanía sin poner más especialistas ni medios materiales, se estrellara contra el rechazo masivo de padres y profesores dejando sin efecto la orden hacia el final del primer trimestre lectivo. En diciembre, tras la firma de los acuerdos alcanzados con la Plataforma per l'Ensenyament Públic, el consejero se comprometió a diseñar un plan de enseñanza multilingüe para el curso 2009-2010, dentro del cual se propone ahora introducir un curso de "inglés práctico" en primero de Bachillerato.
Aunque esta nueva "opción formativa" de inglés práctico, al ser no ser obligatoria "sólo podrá implantarse si hay un mínimo de 15 alumnos interesados".
La propuesta está contenida en el "borrador" entregado por la Consejería de Educación a los sindicatos, en la última mesa sectorial. El texto también plantea que la opción de estudiar una segunda lengua extranjera y la optativa de Tecnologías de la información y la comunicación se transformen en obligatorias y se impartan en dos cursos.
Los alumnos que opten por una de estas materias, deberán aprobar el primer curso para poder matricularse del segundo.

Desde aquí alabamos el esfuerzo que se hace por que los alumnos refuercen el idioma y cualquier propuesta como esta será bienvenida. Incluir esta optativa en bachillerato puede que ayude a calmar los ánimos de los alumnos que se encontrarán en breve con un examen oral y de escucha en la prueba de selectividad. Pero es sólo un parche porque deberían haberse cambiado muchas cosas mucho antes para adaptarse a Bolonia. El caso es que la mayoría de las veces las propuestas se lanzan sin haber estudiado antes si serán efectivas y sin haberlas diseñado y planificado. ¿Se contratarán a más profesores para dar esta asignatura optativa de inglés práctico?
 
En fin, a mí esto, como muchas otras medidas que se toman en educación, me parece empezar la casa por el tejado. Veremos en qué acaba este borrador.