sábado, 14 de febrero de 2009

La banda sonora de tu vida

En días como hoy, que a más de uno le da por regalar cosas, he pensado en un regalo perfecto. En posts anteriores he manifestado mi querencia por las novelas de Nick Hornby (fnac hace posible que además las tenga en versión original). Críticas literarias aparte, Hornby sabe llegar al lector contemporáneo hablándole de cosas mundanas, del día a día, tan reales como la vida misma. Uno de los tesoros que ha escrito Nick Hornby es 31 Songs.



Me atrevería a decir que
31 canciones es un regalo perfecto, a pesar de que creo que regalar un libro es algo muy personal. Has de conocer mucho a la otra persona y sus gustos para regalar uno. Además, creo que sirve para ver qué piensan otras personas de ti. ¿Por qué han creido que ese libro podría gustarte? Esto lo digo porque es lo que siempre me pregunto cuando me regalan uno. Soy la típica que sólo recibe libros como regalo de los amigos y en pocas ocasiones aciertan. No es culpa de ellos, pobres míos. Probablemente yo sea muy maniática. Pero es verdad que hay libros, como los de Hornby, que por muy especial que seas, siempre te llegan.

El Rey -Elvis Presley- dijo una vez que la música es algo que te hace mover por dentro y por fuera. En 31 Songs, Nick Hornby escribe sobre las canciones que le hacen mover y le conmueven, las que amó alguna vez y las que ocupan un lugar signífícativo en la banda sonora de su vida. Comienza con Teenage Fanclub, «Tu amor es el lugar desde el que vengo», y termina con la espléndida Patty Smith y su mítica meada en el río. Y entre los unos y la otra, canciones de Van Morrison -Hornby quisiera que en su funeral tocaran Caravan-, de Bob Dylan, de Bruce Springsteen -ha escuchado Thunder Road cientos de veces, y fue la canción que le hizo desear ser escrítor-, de Badly Drawn Boy, lan Dury, Nelly Furtado... Hornby intenta definir aquello que hay en la música pop que nos toca tan intensamente, como ninguna otra música puede hacerlo, y quizá su libro no sólo es una crónica de canciones, sino también de instantes, de revelaciones, de recuerdos ligados a estas músicas tan perecederas, tan fugaces, tan irreemplazables.


Pd tengo que confesar que aún no tengo
31 Canciones. Estoy esperando a que me lo regalen.

Hoy la canción no podía ser otra.

3 comentarios:

Johnny Hughes, author of Texas Poker Wisdom, a novel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
miguel dijo...

y ademas en el emule puedes bajarte las 31 canciones de golpe... yo lo compré hace años y me encantó, pero es dificil de encontrar por aqui, al menos lol deben esconder bien :)

besos

vic dijo...

Pues en la fnac lo tienen en español y en inglés y en varias ediciones..