lunes, 9 de marzo de 2009

El mío con "megaperls", por favor. Anglicismos y marketing.


Inspirados por el último post del interesantísimo blog salud con cosas, hoy reflexionaremos sobre los anglicismos en publicidad. La publicidad es uno de los campos donde más intrusiones lingüísticas existen y a través de la cual se instalan en nuestro idioma.

El uso de estos anglicismos tiene una clara intencionalidad, es una estrategia más de marketing. Muchas veces ni siquiera son anglicismos sino que se trata de neologismos que utilizan formas inglesas.


Dado el desconocimiento de otras lenguas en general y del inglés en particular entre el público, el uso de estos estranjerismos provocan confusión y son engañosos. El objetivo primordial de los publicistas es ensalzar las virtudes del producto, pero muchas veces se abusa de esta premisa y de la ingenuidad de la audiencia.

Centrémonos, por ejemplo, en los productos de limpieza. ¿A quién se supone que van dirigidos? A amas/os de casa en general. ¿Entiende alguién que son las "megaperls"? Peor aún, ¿el "kalia vanish oxi action multi crystal white gel/spray"? Pero suena bien...tiene que ser mucho mejor que los demás.

¿Y qué leches son las "megaperls"? Eso ni siquiera es inglés...Por cierto, Henkel y Unilever, que son las que producen Persil, también lo comercializaron
en Francia con el nombre Le Chat porque Persil significa "perejil" en francés. No veas lo gracioso que tiene que ser decir que lavas la ropa con perejil. Y ya que me pongo a dar datos, Persil también se comercializa como Dixan y Wipp.

Sin embargo, hay algunos que si entran en razón, los de "Mister Proper" dijeron que para qué utilizar un nombre en inglés cuando podía llamarse "Don Limpio". Este producto lo lanzó Procter & Gamble como "Mr Clean", que es como se llama en inglés, lo que no entendemos es porque en España decidieron darle otro nombre, también en inglés, en vez de llamarlo "Don Limpio" desde el principio que es la traducción. De todas formas la gente lo sigue llamando Mister Proper. Aunque ahora todos usamos el "Cillit Bang", la suciedad se va en un "bang". Como para que uno recuerde tanta palabreja. En fin, esto son cosas de marketing & branding que al resto de los mortales se nos escapan.

Y quién no se acuerda del famosísimo ziritione (palabra sin sentido inventada por publicistas de Volkswagen para potenciar la venta de sus productos mediante un efecto placebo: "mi producto tiene algo que el tuyo no, aunque no se lo que es").
Si es que hacen con nosotros lo que quieren...







mejor este...




y para unas risas éste...